Las fiestas de la capital se presentan en clave de participación popular