Con la primera victoria como claro objetivo