Un golazo de Kilian le permite al Gran Tarajal seguir vivo