Goleada contundente no exenta de sufrimiento y esfuerzo.