La copa llega a la mitad del recorrido