El empate era bueno para ambos… y así ocurrió