Los celestes terminan la primera vuelta sin ganar fuera