El Cotillo recibe a un peligroso Marino