Ganar fuera, misión imposible