Ni la lluvia ni el frío desanimaron a los competidores