Tana decide el partido para su equipo