En 6 minutos, tres goles y tres puntos