Picadura mortal del “Escorpión” al Rosario C.L.