La victoria como único objetivo