La diáspora majorera consigue interesantes marcas con los clubes canarios