«33-0, un resultado equivocado»