La Oliva asesta un duro golpe al Puerto Cabras