El viento del Mundial de Windsurfing & Kiteboarding proyecta con fuerza la imagen turística de Fuerteventura