Otro rival palmero a la vista