Un rival directo visita mañana El Cotillo