La alerta obliga a suspender las actividades deportivas