Los marchadores del Columbus no defraudaron en Toledo