La Liga sigue «entre copas»