El nuevo Maninidra de Añaterve Abreu acaba con la imbatibilidad del Maxorata