Dani Ojeda con 4 goles pone en evidencia al Cotillo en defensa