Ganar el partido aplazado para apretar a los de arriba