El Cotillo se las verá a un rival directo