Efraín fue clave en la victoria del Maxorata ante un combativo Rosario