La lucha por el playoffs empieza a aclararse