Jugar sin presión, novedad en Los Pozos