El “Villa” se llevó la Copa en un partido trepidante