El Manu Sarabia Trophy se clausuró con un torneo que reunió a amateurs y profesionales