A los rojillos les sigue faltando el gol… pero mereció mejor suerte