Elieser evitó la derrota del Rosario