Baifo Extreme, sólo apta para valientes