Empate sin goles…como buenos vecinos