Los de arriba siguen perdiendo y se aprieta todo