Luchada muy táctica que decidió “el majorero”