Queda tiempo, pero toca reaccionar