Un recinto deportivo sin precedentes en la isla