El BM Ingenio desarmó al San José Obrero y se proclamó campeón de Canarias