Un gol de Adrián Socorro acaba con la resistencia majorera