Jornada «plácida» para los nuestros