El atletismo majorero siempre en la pomada