La defensa del Puerto del Carmen ahogó los ataques del San José Obrero