Los árbitros majoreros celebran su tradicional cena