Partido emocionante pero sin premio