Sin goles pero con grandes ocasiones