La lucha por los 4 primeros sigue muy abierta